Blogging tips

miércoles, 26 de marzo de 2014

Padres destronados

Hace un par de semanas caía en mis manos el libro de María Calvo, Padres Destronados, lo estuve solo echando un ojo y aunque no coincido en muchas de sus afirmaciones, admito que si vi ciertos datos de lo que ya os comentaba en mi post sobre el "Síndrome de Locura Transitoria" y que me apetecía comentar con vosotras:


Padres destronados


Fuente de la imagen aquí.


1. "Los padres no cuidan peor de nuestros hijos, es que las madres quieren que lo hagan como ellas" por supuesto es una generalización, pero yo os confieso que me costó mucho asumir que Pedro bañara, diera la cena o vistiera a Pablo a "su manera". Una vez asumido esto, yo me sentí liberada y con mucha más autonomía, es más, disfruto muchísimo viendo como Pablo ha aceptado la forma que cada uno tenemos de hacer las cosas y es que los padres y las madres tratamos con nuestros hijos de manera distinta por nuestra propia educación, culturas y valores.

2. "Tenemos comportamientos y conductas diferentes ante la crianza de nuestros hijos": Pablo dice que mamá le viste más despacio después del baño y que papá lo hace más rápido, esta es la traducción a la diferencia en nuestras conductas: yo suelo bañarle rapidito pero me tomo mi tiempo para darle la crema, le canto y aprovecho para hacerle un masaje y relajarle. Con Pedro los juegos en la bañera se alargan hasta media hora, con espuma, barcos y todo lo que encuentran y cuando tiene que vestirle le anima en plan "venga que tenemos que cenar". Se que Pablo disfruta muchísimo con cualquiera de los dos maneras de bañarle y que las dos son igual de buenas.

3. "Las mujeres somos demasiado exigentes y este modelo de madre dominante perjudica al niño": esta afirmación necesito debatirla. Yo no creo que nosotras seamos demasiado exigentes porque si, creo que es el modelo que nos ha impuesto la sociedad y de ahí llegan muchas frustraciones a la hora de ser madres. Hemos aprendido que además de ser madres trabajadoras, debemos llegar a tener la casa perfecta, saber cocinar, recoger a nuestros hijos y estar impecables y evidentemente a todo no podemos llegar. Estos mitos empiezan poco a poco a difuminarse gracias a Comunidades tan brillantes como el Club de MalasMadres que reivindican tiempo para nosotras mismas, para delegar y para aceptar que no podemos ser perfectas pero que no pasa nada. Aceptar nuestras limitaciones es el primer paso para la liberación y el bienestar familiar ;).

Padres Destronados da para muchas más reflexiones, por supuesto, pero como os decía al principio, no concuerdo 100% con todas sus afirmaciones y solo quería compartir con vosotras las que me han llamado más la atención y con las que me he sentido más identificada.

¿Qué pensáis vosotras? ¿Las madres destronamos a los padres?

¡Feliz Miércoles!

3 comentarios:

  1. Pues mira yo lo llevo peor ahora, antes me daba lo mismo, lo hacíamos los dos todo, cada uno a su manera y todo genial, yo encantada, él encantado, Saioa encantada. Ahora... aaaay ahora, lo llevo mal mal mal, porque Saioa y yo tenemos nuestras rutinas, nuestros horarios, nos tiramos todo el otoño solas y nos entendemos muy bien y claro, con él es todo diferente y me descuadra todo y me cabreo y respiro pero no funciona y vuelvo a cabrearme y así hasta que me toca volar y....ojos que no ven... jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja eso mismo me pasa a mi con Pedro viajando tanto...es dificil callarse pero intento morderme la lengua durante 10 minutos porque es lo mejor para todos y además el verte liberada un rato aunque sea de su manera compensa no? Un besote!

      Eliminar
  2. Si... Al menos en mi caso. Ahora mi pareja se involucra más pero dice q soy una controladora y q todo debe hacerse a mi manera jrje. En mi defensa añadiré que yo me ocupo más de la niña, compro pañales, ropa, comida... Y estoy al tanto de sus necesidad es... Quizás habría q equilibrar más la balanza. Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...