Blogging tips

lunes, 10 de marzo de 2014

Las rabietas y mi métoto "win win situation"

Seguro que la mayor parte de las que pasáis por aquí sabéis perfectamente en que consisten las Rabietas. Son la fórmula superlativa que tienen nuestros hijos de mostrarnos su enfado.



Las rabietas y mi métoto "win win situation"

Pablo no ha sido un niño de cabrearse demasiado, pero desde hace unos meses nos monta unos saraos considerables cuando no se sale con la suya. Yo soy de las que prefiero ignorarle y ceder en algunas de sus peticiones con tal de conseguir el objetivo que persigo. Os pongo en situación:

"8 de la mañana: 
Pablo se despierta y quiere ir descalzo al salón para ver los dibujos, yo le digo que se tiene que poner las zapatillas y los calcetines y el me dice que tururú con la intención de montar el pollo padre. 
Ante esta situación tengo dos opciones:

Opcion A: ponerle los zapatillas y los calcetines a la fuerza, con gritos y pataleta que servirán de despertador a todo el vecindario y por supuesto los calcetines o las zapatillas se las quitará en cuanto tenga ocasión.
Opción B: dejarle que se vaya descalzo al salón, vea un rato a nuestro querido Bob Esponja, que todo vuelva a la tranquilidad y pueda vestirle tranquilamente y nos vayamos cuanto antes al colegio".

Quizás la opción A sea la que a priori pueda tener más adeptos porque supuestamente los niños tienen que "saber quien manda aquí". Como soy una profesional y aquí solo os muestro datos empíricos ;), esta opción ya la he contrastado. Y el resultado fué, que el niño finalmente no solo se quito los calcetines, tambien se quedo en "pelotillas" tirado en medio del salón. Llegamos media hora tarde al cole y yo con un dolor de espalda y de corazón importantes.



Así que, la opción B, que he bautizado como método "win win situation", es la que más se adapta a mi forma de hacer las cosas; mi win situation es que pueda vestir a Pablo y llevarle lo antes posible al cole sin demasiados obstáculos y si esto conlleva que el se vaya descalzo al sofá y haya alcanzado su win situation, pues no me importa hacer esa concesión, el se ha salido con la suya pero yo he conseguido mi objetivo ;).

Evidentemente esta estrategia solo es aplicable en situaciones no demasiado complejas que no exijan concesiones importantes. Pero a mi de momento me funciona ;).

Y vosotras, ¿tenéis alguna estrategia parecida a mi "win win situation" para afrontar las rabietas de vuestros hij@s?



La fuente de las imágenes aquí.

¡Feliz Lunes!



5 comentarios:

  1. Uuuufff las maravillosas rabietas!!! que horror!! Esta situación que cuentas, nosotros ya la tenemos más o menos controlada, Pablo ya ha entendido que hasta que no desayuna y se viste, no puede ir al salón a ver los dibujos y cada vez lo hace más rápido para ganarse su merecido premio, aunque los lunes le cuesta, como a todos!! Pero nos ha costado muchos llantos, a él y a mi, :(
    Besos y suerte!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo hago como tú, ceder en pequeñas cosas que sabes que van a evitar la rabieta, para conseguir el objetivo final: vestirle, llegar a tiempo a los sitios, bañarle...sin que ninguno perdamos los nervios. Lo que pasa que cuesta llegar a ese punto de conocimiento, jajajaj.

    ResponderEliminar
  3. Yo cuando hay que ganar y es un caso así, trato de darle dos opciones, pero siempre llevadas a mi terreno, en ese caso le digo "te pones las zapatillas y ves los dibujos" o "no hay dibujos" así de claro, Saioa sabe que primero desayuna y si da tiempo ve un ratito los dibujos, el día que remolonea, pues no hay dibujos.
    Llegados al punto que hay rabieta, de estas de lloror, pataleta etc.. ignoro!!! ando con ojo que no se haga daño, pero la dejo donde esté y ya se le pasará y funciona, cuando se le pasa, vuelve agotada y pide perdón o hace lo que en un principio queríamos que hiciera.
    Ayer mismo en un restaurante, la lió, se metió debajo de la mesa y nadie le hizo caso, volvió a sentarse, comió y se bajó con una monitora que había... tan tranquilos todos, es que sino hacen lo que quieren.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Yo tampoco se los pongo a la fuerza, pero tampoco dejo que haga lo que quiera con tal de que no grite, y mira que hay mañanas que el mediano despierta al pequeño por eso mismo. Hago como comenta Almudena, si quieres ir hay que calzarse (por ejemplo), y le dejo pensándolo en lo que preparo a la mayor, o el desayuno o lo que sea, suelo ir bien de tiempo porque son dos a preparar y u. posible tercero q se despierta. No ha pasado ni un minuto y viene calmadito a que le ayude a calzarse o a lo que sea. Por cierto, hace poco que me paso por aquí pero ya he visto los productos tan bonitos que tenéis. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu consejo y por pasarte por aquí!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...