Blogging tips

lunes, 10 de febrero de 2014

El síndrome de locura transitoria


Desde hace un año aproximadamente, me plateo muy seriamente hacer una tesis sobre el comportamiento de papás y mamás ante la llegada del bebé . Esta tesis sería absolutamente basada en mi experiencia y la de todas las mamás que me rodean que afortunadamente son muchas (de como vivir más tranquila con madres alrededor os hablaré otro día ;)).

Después de observar mi comportamiento tras el nacimiento de Pablo y el de muchas otras amigas mamás, me encuentro en disponibilidad, si me lo permitís, de afirmar que las mamás nos volvemos un poco "majaretas", síndrome de locura transitoria, que lo llamo yo (¡ojo! hablo desde el mas absoluto cariño hacia las majaretas). Durante los meses de embarazo, devoramos libros de maternidad, nos metemos en todos los foros posibles y nos damos de alta en todas las webs que nos van contando los progresos de nuestra barriguita. 

Cuando llega el bebé, después de haber hecho el master en "Lectura sobre la maternidad y foros", nos creemos que somos las únicas que sabemos qué es lo mejor para nuestros bebés y nuestras parejas, por supuesto, tienen que seguir a rajatabla todas nuestras instrucciones sin que haya ningún tipo de concesión, porque solo nosotras sabemos qué es lo que de verdad necesita nuestro retoño. Y !Cuidado con el que se atreva a incumplir una de nuestras ordenes!, las hormonas juegan muy malas pasadas en estos estadios "transitorios".

Lo normal es que este estadio "transitorio" te lleve a tener más de una bronca (muchas, miles diría yo) quizás no en los primeros meses, donde el cansancio del padre y de la madre juega a favor de la paz y la armonía del hogar. Pero conforme el bebé va demandando más necesidades las madres, empezamos a necesitar más ayuda y claro como ya nos hemos acostumbrado a ser las que controlamos el sarao y nadie nos ha dicho que estamos equivocadas, queremos que todo se haga a nuestra forma: Uy no cojas al niño así que a él le gusta más tumbado, uy no le des el biberón así que la tetina está torcida, uy no le dejes tanto tiempo en la bañera que va a resfriarse, uy no te olvides de sacarle los gases...etc. Y claro ante tantas instrucciones, la pareja tiene dos opciones, o tragar como un bendito, que los hay (aunque no es el caso común 20%)) o decirte pues lo haces tú (40%) o montarte el pollo y decirte que si quieres que lo haga él que le dejes hacerlo de su manera (40%).

Cualquiera de los dos últimos casos, da lugar a tener más de una bronca (muchas, miles, diría yo) pero las consecuencias son completamente diferentes. Las parejas "pues lo haces tu", suelen tener un "estadio de locura transitoria" más largo porque claro la mamá no tiene ni un momento para ella misma y la culpa de todo la tiene el padre que "no quiere ayudar en nada". 
Sin embargo, la pareja "si quieres que lo hago yo, me dejas y punto" inicia el camino hacia la curación del síndrome "locura transitoria", fomentando la autonomía y el relax de la madre, que bien se merece un descanso mental y físico. Por no hablar de que también ayudamos a crear una relación padre-bebé absolutamente necesaria para todos.


No se si es bueno o malo que Pedro se posicionara en el ultimo caso, solo os puedo decir que me costo mucho callarme y no seguir dando ordenes porque sabía y se que "yo lo hago todo mucho mejor" ;), pero mi cansancio y ese amor que se encendía cuando los veía a los dos juntos, hizo que poco a poco el síndrome de locura transitoria, fuera desapareciendo y dejara lugar a una maternidad más sana y llevadera en la que todos tenemos "poco tiempo"para todo.

¿Os sentís identificadas con alguno de los casos? ¿Como llevasteis vosotras la relación padre, madre y bebé?

¡Feliz Lunes!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...